Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


Controles de Orina volver

Imprimir Enviar a un amigo

1. Control de la Glucosuria


La dosificación de la cantidad de glucosa en la orina (glucosuria) pude realizarse mediante "Tiras Reactivas".
Es un método económico y sencillo de realizar, pero la información que proporciona puede no ser precisa.

La glucosa que circula en la sangre, comienza a aparecer en la orina cuando sus niveles sobrepasan el "Umbral Renal". Este umbral, está fijado en 180 mg/dl, pero es frecuente que en la infancia sea más bajo, si bien hay pacientes en los que se encuentra elevado.

Para que la determinación de la glucosuria tenga valor, debemos comprobar la relación entre la glucemia y la aparición de la glucosuria, mediante la determinación simultánea de ambas. Se requiere orina reciente, obtenida por la llamada técnica de la "doble miccion", que consiste en vaciar la vejiga, beber agua a continuación y volver a orinar un poco más tarde. En esta segunda orina en la que debe determinarse la glucosuria para que los resultados sean correctos.

No obstante el valor de la glucosuria es relativo, dado que en nuestras metas está intentar mantener unos niveles de glucemia entre 70 y 180 mg/dl, es decir, valores que teóricamente siempre se encontrarán por debajo del umbral, que harán que el Paciente Bien Controlado Tenga Siempre Glucosurias Negativas.

Por otra parte, la existencia de glucosurias negativas no permite distinguir si el paciente tiene glucemias normales o se encuentra en situación de hipoglucemia.

Cuando la vejiga no se vacía durante muchas horas (como acurre, por ejemplo, durante la noche), la glucosuria en una primera micción indica la glucosa que se ha ido filtrando por el riñon durante este periodo de tiempo que, frecuentemente, no coincide con la glucemia en ese momento. Por tanto, su determinación puede compensar las pocas verificaciones glucémicas efectuadas durante la noche, o en otro período del día.

¿Cuando Hacerla?
  • Cuando no se realicen glucemias: Antes del desayuno, de la comida, de la merienda y de la cena.
  • Siempre al Levantarse para saber la glucosuria que se ha tenido durante la noche y, de este modo, compensar la falta de controles periódicos de glucemia durante la misma.
Modo de Empleo
  • La tira reactiva deberá sumergirse o mojarse directamente en el chorro de la orina; a continuación, se retirará la orina sobrante.
  • Dejar reposar el tiempo indicado en el frasco.
  • comparar a continuación el color del reactivo de la tira con la escala de colores incluída en el frasco.
  • Finalmente, anotar el resultado en la libreta de autocontrol, bien en gramos/litro o bien en cruces (de 0 a ++++), según la tira utilizada.

La situación ideal es la ausencia permanente de GLUCOSURIA, pero ello implica el riesgo de no detectar posibles HIPOGLUCEMIAS, por lo tanto, es imprescindible que el autocontrol se realice en base a las GLUCEMIAS y no a las GLUCOSURIAS.

2. Control de la Cetonuria

Dado que el análisis de los cuerpos cetónicos en sangre no se realiza de manera rutinaria por no estar muy difundido, el control del aumento de los cuerpos cetónicos se basa en su dosificación en la orina (CETONURIA) por medio de tiras reactivas.

Actualmente existen varias tiras en el comercio que permiten la determinación simultánea de la glucosuria y la cetonuria.

Siempre que haya CETONURIA debe ser considerada como una señal de PELIGRO para el DIABÉTICO.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda