Publicidad


Estreñimiento I volver

Imprimir Enviar a un amigo

El Estreñimiento no es una enfermedad, es la evacuación infrecuente o difícil de las heces, un síntoma molesto que interfiere en las actividades diarias y el estilo de vida de las personas, con gran variedad de causas subyacentes. Constituye un problema frecuentísimo en la sociedad desarrollada, y un motivo de preocupación en las personas sanas, y debido a la multitud de consultas recibidas, le dedicamos esta sección, con el fin de aclarar la mayoría de las preguntas que puedan surgir.

Los hábitos sociales y dietéticos de los países desarrollados han hecho que el estreñimiento habitual sea uno de los trastornos digestivos crónicos más frecuentes.

Su incidencia y prevalencia es muy variable según el concepto de estreñimiento que se utilice, aunque se estima que sea de un 10-20% de la población, siendo más frecuente en las mujeres, y su incidencia aumenta a su vez con la edad.

La mayoría de las personas presentan periodos breves de estreñimiento alguna vez en su vida.

Se entiende que hay problema real de estreñimiento cuando la persona tarda dos o más días en poder evacuar.

Tipos y Causas

El estreñimiento básicamente se puede clasificar en dos grupos.

1. El idiopático

No está asociado a ninguna causa orgánica ni funcional específica.

2. El Secundario

Es el menos común, y es el debido a una patología específica.

Las principales causas o hábitos que pueden causar estreñimiento idiopático o simple, como es un desequilibrio muy personal, y como no tiene una causa única, ni las causas afectan igual a todo el mundo, son:

  • Dieta/alimentación desequilibrada/inadecuada (Dieta pobre en fibra, verduras, frutas, etc.)
  • Determinados fármacos (efecto secundario), como analgésicos (AINE y opiáceos), antidepresivos, anticonvulsivantes, antiparkinsonianos, ansiolíticos y sedantes, hipolipemiantes, antiácidos y los que actúan sobre el aparato cardiovascular (antiarrítmicos, antihipertensivos y diuréticos).
  • Cambio brusco de hábitos (Viajes).
  • Abuso de laxantes o la costumbre de no responder a la urgencia de defecar cuando se produce la necesidad.
  • Estrés y estados de nerviosismo.
  • Intervenciones quirúrgicas
  • Sedentarismo
  • Embarazo.
  • Edad avanzada.
  • Síntoma de una enfermedad, ya que el estreñimiento es un síntoma y no una enfermedad en sí misma.
  • Anorexia o pérdida de peso.
  • Situación emocional.
  • Hospitalización o reposo prolongado en cama.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda