Publicidad


Cuidados III volver

Imprimir Enviar a un amigo

Medicamentos


Los principios activos de los medicamentos pueden llegar a tu hijo a través de la placenta. Por eso no debes tomar ningún medicamento sin que el médico te lo haya recetado expresamente, incluidos los analgésicos, los calmantes, los somníferos, etc.

Vea Medicamentos.

Náuseas

Si las padeces, piensa que una de cada dos mujeres sufren náuseas durante el embarazo. Generalmente ocurren por las mañanas y suelen desaparecer una vez transcurridos los tres primeros meses de embarazo, aunque a veces suelen volver en las últimas semanas antes del parto. Muchas veces se logran suprimir si se toma un vaso de agua templada, si se desayuna en la cama y si se procura realizar comidas frecuentes pero poco copiosas durante el día, cada tres horas si es posible.

Nombres

Buscar un nombre para tu hijo es una tarea a realizar entre los dos.

Haz de ello un motivo más de alegría. Recuerda, además, que ciertas revistas y algunos libros reúnen listas de nombres para facilitar la elección a los futuros padres.

Pecho

El cuidado de los senos favorece la lactancia y asegura una buena conservación de los mismos.
La gimnasia, los baños alternativos de agua fría y caliente, los masajes y un buen sujetador forman parte de los cuidados. Además, durante los primeros meses del embarazo, diariamente debes frotar suavemente cada pezón durante dos minutos y tirar de el para conseguir su buen desarrollo.

Hacia el 8º mes tu pecho empezará a producir un líquido de color amarillento: es el calostro.
Después de la ducha, efectúa masajes en ambos pechos en dirección a los pezones y extrae cuidadosamente el calostro extendiendo ampliamente las palmas de la mano y presionando hacia el pezón. Luego aplica, la crema protectora que te habrá indicado el médico (Protege senos y pezones Cumlaude).

Peso

Evita el exceso de calorías: el aumento de peso, a mitad del embarazo, no debe superar los 3 kg y al final no debe exceder de los 10 kg. tu médico te recomendará un régimen adecuado y equilibrado.
Recuerda sobre todo que cada gramo de peso superfluo dificultará tu recuperación después del parto y que nada justifica que debas engordar en exceso: alimentar a dos personas no significa comer el doble.

Después del parto deberás perder todavía algunos kilos para recuperar tu peso anterior puesto que el bebé, el líquido amniótico y la placenta no pesan más de 6 Kg.

Piernas y Tobillos

Es posible que las piernas y tobillos se hinchen un poco durante el embarazo. Esto es debido a que los tejidos retienen mucha agua. Reduce la sal de los alimentos así como la cantidad de líquidos que tomas. Evita estar mucho tiempo de pie, sobre todo cuando hace calor. El médico te indicará si debes llevar medias especiales.

Rayos X

Durante el embarazo, salvo si el médico te lo indica expresamente, debes evitar la exposición a los rayos X con el fin de evitar posibles malformaciones en el feto.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda