Publicidad
Publicidad - Acceda a nuestra Parafarmacia


La Legionella / Legionelosis I volver

Imprimir Enviar a un amigo

Epidemiología


Hay 40 especies determinadas del género, pero el el agente causal del 85% de las legionelosis es la Legionella pneumophila, de la que se conocen 14 serogrupos, donde el serogrupo 1 es responsable de más del 80% de las infecciones por L. pneumophil, siendo una bacteria relativamente virulenta.

La "legionella", es una bacteria aerobio que pertenece al grupo de los gram-negativo, que se tiñe débilmente con la técnica de Gram, corto, con un diámetro de 0,5 micras y una longitud de 2 a 20 micras, su habitáculo natural son los entornos de agua dulce y aunque no es bien conocido, los estudios parecen indicar que necesita una temperatura entre 20 y 45 grados para su desarrollo. Estos organismos pueden permanecer "dormidos" durante mucho tiempo y proliferar cuando la temperatura lo hace propicio.

La infección debida a esta bacteria está muy extendida en todo el mundo y puede producir desde un síndrome gripal hasta una neumonía grave.

Estudios realizados en medios hospitalarios indican que hasta un 5% de las neumonías están causadas por esta bacteria, por lo que se le puede considerar como un patógeno respiratorio común.

Este grupo es metabólicamente inerte y pertenece al grupo de bacterias «fastidiosas» ya que para su crecimiento requieren de medios suplementados con L-cisteína e hierro. Los factores de virulencia de L. pneumophila incluyen: una citotoxina, el flagelo, una fosfatasa ácida, una porina de membrana externa conocida como MOMP y la proteína Mip.

Indicadores de Laboratorio:

  • Movil.
  • Ureasa negativo.
  • Catalasa positivo.
  • Nitrato negativo.
  • Gelatina positivo.
  • Beta-lactamasa positivo - L. pneumophila
  • Hidrolisis Hippurate positivo - L. pneumophila

Los síndromes clínicos producidos por los miembros de la familia Legionellaceae se denominan colectivamente «legionelosis» La neumonía causada por L. pneumophila se denomina «enfermedad de los legionarios» y la enfermedad febril aguda sin neumonía se llama «fiebre de Pontiac».

Se llegan a producir brotes epidémicos en individuos hospitalizados y casos esporádicos en la comunidad, aparece de vez en cuando, siempre por sorpresa y afectando a grupos más o menos numerosos de personas. El diagnóstico de laboratorio se realiza por procedimientos microbiológicos, serológicos y por la PCR. Los estudios especiales para determinar la relación epidemiológica de varios aislamientos se hace por medio de técnicas genotípicas, como la ribotipificación, la electroforesis de campo pulsado (PFGE) y la PCR.

Esta revisión provee la información necesaria para que los que realizan el diagnóstico de laboratorio tengan las bases necesarias para lograr su aislamiento, así como para evitar la falta de sospecha por parte del médico en pacientes que presentan un cuadro neumónico causado por Legionella, ya que pueden confundir sus síntomas con los de una gripe o los de una neumonía corriente.

Esta infección se suele producir con más frecuencia en verano y a principios de otoño, aunque se pueden dar casos durante todo el año.

El período de incubación es de 2 a 10 días en la Enfermedad de los Legionarios, y de 5 a 66 horas en la Fiebre de Pontiac.

Aunque la Legionelosis extrapulmonar es rara, la Legionella ha estado asociada a casos de sinusitis, celulitis, pancreatitis, pertonitis y pielonefritis. La diseminación ocurre aparentemente a través de la bacteriemia. El sitio extrapulmonar más común es el corazón. Se han hecho numerosos reportes de miocarditis, pericarditis, síndrome de postcardiotomía y endocarditis posterior a la implantación de la válvula sintética. La mayoría de las complicaciones antes mencionadas fueron adquiridas en el hospital. No obstante, lo más interesante es que en la generalidad de los casos no hubo neumonía manifiesta. Las infecciones cardíacas pudieron haber sido causadas por la entrada de agua contaminada a la herida o en el orificio de inserción del tubo mediastinal.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda