Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


Algunos Dispositivos que pueden causarla volver

Imprimir Enviar a un amigo

Funcionamiento y Tipo de Aparatos



1.-Torres de refrigeración

En los sistemas de climatización modernos y en ciertos procesos Industriales se genera gran cantidad de calor que hay que disipar al ambiente, haciéndose necesario el empleo de agua para la refrigeración del sistema. Sin embargo, supondría graves pérdidas desechar el agua calentada. Una alternativa que permite ahorrar agua y reducir los costes económicos consiste en enfriar el agua mediante una torre de refrigeración, y devolverla de nuevo al circuito. Las torres de refrigeración son, por lo tanto, dispositivos cuya función es la de enfriar agua.

Las torres de refrigeración reciben agua a una temperatura elevada y producen la evaporación de una parte de la misma, devolviendo el resto, una vez enfriada, al circuito. El principio físico en el que se basa el funcionamiento se denomina enfriamiento evaporativo.

En las torres de refrigeración y con el fin de conseguir la evaporación, se crea habitualmente una fuerte corriente de aire mediante el empleo de ventiladores. Esta corriente de aire se dirige en dirección contraria a la del agua.

El diseño más extendido de torres de refrigeración es aquel en el que el agua más caliente es pulverizada desde la parte superior y la corriente de aire discurre en sentido contrario, de abajo arriba. Para conseguir una mayor eficacia en estos aparatos se emplea un entramado en su interior, denominado relleno, cuyo fin es el de aumentar la superficie de contacto entre el agua y el aire. Con el fin de evitar que se produzcan pérdidas de agua al arrastrarse gran cantidad de gotitas por la corriente de aire, se emplea un dispositivo denominado separador de gotas, situado a la salida de la corriente de aire. En la parte inferior se sitúa una bandeja cuya misión es la de recoger todo el agua que cae, una vez enfriada. Generalmente en la bandeja se instala un flotador o boya, similar al de una cisterna, que regula el nivel del agua, de tal forma que permite la entrada de agua de renovación a medida que se producen pérdidas en el circuito.

Estas pérdidas producidas en forma de microgotas son diseminadas al aire, pudiendo ser captadas por los ventiladores de toma de aire, pudiendo así ser introducidas en el interior del edificio, razón por la cual se exige el control periódico del agua de las torres, especialmente para la búsqueda de Legionella.

Como se ha descrito, en el interior de las torres de refrigeración se crea una corriente de aire mediante el empleo de ventiladores. Según el diseño de la torre, el ventilador puede ocupar dos posiciones diferentes, dando lugar a dos tipos de torres de refrigeración

A.- Torres de Refrigeración de aire forzado

Son aquellas en las que el ventilador fuerza la entrada de aire en el interior de la torre. Existe en el interior una situación de sobrepresión. El ventilador está situado en el punto de captación de aire, es decir "la entrada" (fisicamente el ventilador está situado en la parte inferior de la torre).

B.- Torres de Refrigeración de inducción

Son aquellas en las que el ventilador fuerza la salida de aire del interior de la torre de refrigeración. Existe en el interior una situación de bajopresión. Un ventilador está situado en el punto de emisión de aire, es decir "la salida" (fisicarnente el ventilador está en la parte superior de la torre).

2.-Condensadores Evaporativos

Los condensadores evaporativos son similares en estructura y función a las torres de refrigeración. En este caso el agua pulverizada cae directamente sobre un serpentín de tubo liso que contiene líquido refrigerante. La evaporación del agua que provoca la corriente de aire que asciende, produce el enfriamiento de ésta y, en consecuencia, el enfriamiento del líquido refrigerante.

Como en el caso anterior la corriente de aire arrastra gran cantidad de gotitas que salen al exterior a través del separador de gotas y el agua que cae se recoge en una bandeja, donde se instala también un dispositivo que regula el aporte de agua de renovación.

En el contenido restante de esta guía, mientras no se indique otra cosa, se entenderá por torres de refrigeración tanto a las torres propiamente dichas como a los condensadores evaporativos.

3.- Aparatos de enfriamiento evaporativos y humectadores

Los aparatos de enfriamiento evaporativo son dispositivos para enfriar el aire exterior que se envía a los locales que se pretende acondicionar, siendo su uso frecuente en países de clima caluroso y seco.

Los humectadores son aparatos que sirven para mantener la humedad relativa de los locales dentro de ciertos limites, para el bienestar de las personas o por necesidad de un proceso industrial.

El funcionamiento de ambas clases de aparatos es similar, diferenciándose dos tipos principales

  • - Por pulverización de agua en una corriente de aire.
  • - Por contacto entre una corriente de aire y una superficie mojada de gran extensión.

En el caso de los dispositivos por pulverización de agua, ésta se realiza de forma mecánica, neumática o por ultrasonidos, generándose aerosoles que llegan a los locales a acondicionar.

Si el dispositivo es por contacto entre una corriente de aire y una superficie mojada, se generan menos aerosoles, limitándose éstos a los que se producen por las turbulencias de aire a su paso por el relleno mojado o en contacto con la lámina de agua de la bandeja. El riesgo para la salud es menor que en los aparatos de pulverización.

En ambos tipos, los aerosoles pueden llegar a los locales a acondicionar, bien directamente o a través de una red de conductos. Si lo hacen a través de una red de conductos, éstos retienen parte de los aerosoles, ya que las paredes actúan a modo de separadores de gotas principalmente en los cambios de dirección y en las derivaciones. Por lo tanto, los aparatos de enfriamiento evaporativo y humectadores de mayor riesgo son aquellos que pulverizan agua y lo hacen directamente en los locales a acondicionar.

Los aparatos de enfriamiento evaporativo y humectadores en los que no se produce recirculación del agua, y que por tanto trabajan a "agua perdida" no enfrían riesgo apreciable de multiplicación de la legionela, ya que no se producen las condiciones óptimas para el crecimiento de esta bacteria

Otro procedimiento de humectación es el que utiliza vapor de agua producido a unos 1000 c. Este método tampoco presenta riesgo para la salud ya que a esta temperatura no sobrevive la legionela.

Fuente: Laboratorio Martín-Roldán

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda