Publicidad
Publicidad - The fresco market freshfruit


Causas volver

Imprimir Enviar a un amigo

La acción de orinar se denomina micción y está controlada por el sistema nervioso. La continencia urinaria es una función básica que se adquiere a partir de los 2-3 años de edad y que, en ausencia de fenómenos patológicos, debe mantenerse hasta las edades más avanzadas. La incontinencia urinaria ( IU) se define como la "pérdida involuntaria de orina que conlleva un problema higiénico y/o social, y que puede demostrarse objetivamente".

La incontinencia urinaria es muy frecuente, sin embargo estadísticamente no lo parece ya que a muchas personas les da vergüenza comentarlo y buscar ayuda. Por esto es importante que podamos ofrecer la información de que muchas mujeres y muchos hombres han recibido tratamiento eficaz y han mejorado de este problema de salud.

Las Causas

La IU no es algo que tenga que aparecer normalmente en las personas de edad avanzada. La IU puede aparecer a cualquier edad y puede ser el resultado de diferentes problemas físicos. Con frecuencia la IU es transitoria (es decir que aparece durante tiempo limitado), y se puede controlar con tratamientos sencillos. Algunas de las causas de la IU son:

- Infección de las vías urinarias.
- Irritación o infección vaginal.
- Estreñimiento, impactación fecal.
- Efectos secundarios de algún fármaco.

En otros casos la incontinencia puede ser el resultado de otros problemas que no son temporales. Tal como ocurre en:

- La debilidad de los músculos que sostiene la vejiga en su lugar.
- La debilidad de la vejiga misma. Debilidad de los músculos del esfínter de la uretra.
- El aumento de la actividad de los músculos de la vejiga.
- El bloqueo de la uretra urinaria (por agrandamiento de la próstata).
- Problemas hormonales de la mujer.
- Diabetes.
- Algunos trastornos neurológicos.
- La inmovilidad (generalmente asociada a enfermedades degenerativas crónicas).
- Alteraciones cognoscitivas.

Por otra parte, el hecho de no poder aguantar las ganas de orinar no tiene efectos secundarios propiamente dichos, pero sí una serie de inconvenientes que pueden derivarse de este trastorno:

- Erupciones y sarpullidos.
- Infecciones en la piel.
- Inflamaciones.
- Infecciones en los conductos urinarios.
- Problemas para dormir.
- Problemas para relacionarse socialmente.
- Disminución de la actividad sexual.
- Depresión.

La IU afecta a unos dos millones de personas en España y genera un coste médico de unos 60.000 millones de pesetas, el 40 % del cual se dedica a compresas absorbentes. Este problema puede tenerlo personas de todas las edades, tanto hombres como mujeres, aunque el 75 % de los afectados son mujeres. También es más común en personas mayores, el 35 % de las mujeres y el 15 % de los hombres mayores de 60 años la padecen. La prevalencia es difícil de precisar, ya que por sus características es un síntoma que pretende ocultarse. En pacientes ancianos ingresados en residencias oscila entre el 45 y 50 %. Muchas personas mayores consideran que la incontinencia es una consecuencia normal del envejecimiento y se sienten avergonzados (lo que produce su aislamiento y desconexión social), aunque diversos estudios han demostrado que un 80% de las personas afectadas pueden curarse completamente o aliviar su situación en gran medida.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda