Publicidad


Las Duchas volver

Imprimir Enviar a un amigo

Las duchas son muy importantes en nuestros enfermos y mayores, para tener una buena higiene y así también para ver cualquier cambio en su piel. Los cambios de ésta pueden informarnos de su estado, vigilaremos: exclames, lesión por presión, eritemas...

Según el estado del paciente lo clasificaremos en : el estado independiente, semidependiente o dependiente o encamado.

Hay unas normas de conducta que mantendremos en cualquier estado, ya que estas no varían en ningún caso:

1.- La habitación dónde asearemos tiene que estar a una temperatura ambiente óptima entre los 17 y 20 grados.

2.- Antes de la ducha o del aseo diario, tendremos todo lo necesario a mano, ropa, jabón, esponjas, toallas, pañales (si precisa).

3.- Le indicaremos cómo anteriormente que es lo que pretendemos hacer con él.
(Buenos días José, vamos a bañarnos) así evitamos cogerlo de sorpresa.

Si el enfermo es independiente:

  • En la habitación, sacaremos la ropa y pondremos una bata, le iremos indicando lo que tiene que hacer.
  • José, quítese los zapatos.
  • José, quítese la camiseta.
  • José, póngase la bata.
  • Las ordenes tienen que ser muy claras, lentas, siempre respetando su tiempo para ejecutar ésta y sin gritar.
  • La ducha:

Es un enfermo independiente por esto sólo tendremos que supervisar que se duche bien, le ayudaremos en las zonas que no llegue o las más difíciles.

Cuando éste termine de ducharse, le ayudaremos a ponerle una buena crema hidratante así aprovechamos para ver el estado de la piel, también se aprovechara para cortar uñas, afeitar. En las personas diabéticas hay una zona del cuerpo que se tiene que controlar y supervisar siempre, son los pies y entre medio de los dedos.

A la hora de vestirse sólo supervisaremos que se vista bien.

Si el enfermo es semidependiente:

Seguiremos los mismos pasos pero ésta vez en lugar de supervisar sólo, también tendremos que ser nosotros quienes le ayudemos a hacer las cosas: desvestirlo, ducharlo, vestirlo.....

Pero aun así seguiremos dándole las acciones que tiene que hacer. Tendremos que respetar su tiempo, para abrocharse la camisa para peinarse... si no lo hacemos así y vamos mas deprisa que ellos, y no se lo dejamos hacer a su manera, solo conseguiremos que se vuelva un enfermo dependiente de nosotros.

Si el enfermo es dependiente:

Los pasos son los mismos, pero esta vez seremos nosotros quienes le haga las cosas, pero aun así seguiremos informando de lo que hacemos.

Si el enfermo está encamado:

En cama es un poco más laborioso, tendremos que poner algo debajo del enfermo, como empapadores o algo de plástico para que no se nos moje el colchón.

Esta vez la cosa será una poca más lenta, tendremos que preparar las palanganas con agua y jabón, y otra con agua sola para el aclarado.

Empezaremos por explicarle lo que haremos, aunque parezca que no nos entiende, o que no nos escucha, pero es conveniente hacerlo por que sí que nos entiende y nos escucha.

Empezaremos por lavarle las extremidades superiores, mientras lavamos éstas la parte inferior tiene que estar tapada con la sábana ya que así evitamos que sea violento para él.

En éste es muy importante la hidratación de la piel, control diario de su estado, ya que aquí pueden aparecer las lesiones por presión.

Cuando esté la parte superior limpia, pasaremos a las extremidades inferiores, ésta vez taparemos con la sábana las extremidades superiores. Pondremos suma importancia en la parte de los talones de los pies, coxis, espalda, cabeza. Es donde más salen esas molestas y dañinas úlceras de presión.

Cuando hayamos terminado del lavado y la hidratación del cuerpo, cambiaremos la ropa de cama, el siguiente paso será vestirlo, afeitarlo...

En éste último aseo sí podemos ser dos personas mejor, es más fácil y más práctico.

Las Artritis Infecciosas

En las farmacias venden unas esponjas especiales con jabón incorporado, las ideales para la higiene de éstas personas.

La crema hidratante, tiene que ser un poco grasa ya que éstos necesitan mucha hidratación.

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda