Publicidad


Guía Práctica de Apoyo IV volver

Imprimir Enviar a un amigo

Cuando el Deseo de Fumar o "mono" parezca Irresistible, relájese

Durante los primeros días, incluso semanas, sentirá a menudo un deseo muy fuerte de fumar, lo que le producirá ansiedad y tensión, pero recuerde, esta sensación sólo dura uno o dos minutos. En estos momentos en el que el deseo sea más imperioso, haga todo lo que a continuación le indicamos y, sobre todo, no fume.

Como ya hemos indicado, esta extrema sensación de necesidad de fumarse un cigarrillo no es eterna, y además, no se acumula a lo largo del día, y disminuyen con el tiempo. Si es capaz de resistir estos instantes iniciales, cada vez que se presenten las ansias de fumar, al final del día verá con satisfacción que ha podido usted más que el tabaco.

1. Relájese, haga respiraciones profundas. Aprenda a llenar de aire y no de humo sus pulmones. Retenga el aire el máximo tiempo posible, sienta el aire en sus pulmones y vaya sacándolo muy lentamente.
Repita este ejercicio varias veces. Se relajará mucho si lo hace despacio y pensando en lo que está haciendo.

2. Mire el Reloj, y espere que pasen 20-30 segundos, pasado este tiempo la ansiedad de fumar se habrá esfumado. Recuerde, las ansias de fumar no se acumulan, una vez superado cada momento crítico, sólo tiene que estar preparado para cuando vuelva a aparecer de nuevo.

3. Distraiga su Ansiedad, nuestra recomendación es que se levante, vaya a por un vaso de agua fresquita o un zumo de fruta, y se de un paseíto.

4. Puede picar algo para tener en la boca o masticar. Procure que sea bajo en calorías (un chicle o caramelo sin azúcar, una manzana, fresas, gajos de naranja, una rodaja de limón, etc.).

5. Recuerde siempre que estos "malos" momentos serán cada vez menos intensos y, cada día que consiga pasar sin fumar, se presentarán de forma más espaciada.
Por fuerte que sea su dependencia, las ganas de fumar no son eternas, al contrario, desaparece al cabo de poco tiempo, y ya verá que mucho antes de lo que se puede imaginar.

Los Primeros Días Sin Fumar


Identifique las Situaciones de Peligro y Prepare Sus Alternativas


1. En Casa.

Al levantarse
Haga varias respiraciones profundas.
Después de las comidas
Lávese los dientes inmediatamente
Al ver la televisión
Salga a dar un paseo, ir al cine, llame a un amigo, etc.
Si su pareja fuma
Pídale que no lo haga en su presencia
Otras Situaciones....  

2. En el Trabajo

Al intentar concentrarse
Haga varias respiraciones profundas.
Durante las pausas o descansos
Salga a dar un paseo al aire libre, lea su revista favorita en un banco.
Al establecer una llamada telefónica
Tenga un bolígrafo en la mano, haga dibujos con el...
En momentos de estrés
Respire, intente aligerar su agenda por algunos días.
Otras Situaciones....  

3. Durante su Tiempo Libre

Con Amigos que Fuman
Pídale que no lo haga en su presencia, o salga con amigos que no fumen.
En las fiestas
Salga al aire libre a respirar con frecuencia.
Al ir de copas
Salga al cine, teatro, museos, a dar un paseo con su pareja....
Al leer un libro o escuchar música
Tenga a mano un buen zumo o un delicioso cóctel de frutas fresquito.
Otras Situaciones....


Introduzca Pequeñas Mejoras a su Alrededor


Haga por ejemplo una limpieza, como por ejemplo:

1. Tire ceniceros, mecheros, cerillas y cualquier objeto relacionado o que le recuerde al consumo de tabaco.

2. Hágase una limpieza dental.

3. Mande a limpiar la tapicería de su vehículo y los sofás de su hogar si huelen a tabaco, y disfrute de su aspecto fresco y renovado.

Fecha última Inserción/Actualización: 30/04/2017

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda