Publicidad
Campaña sensibilización sobre la enfermedad de San Filippo


Hipertrofia Benigna de Próstata volver

Imprimir Enviar a un amigo

La HBP es el resultado del crecimiento no canceroso del tejido que forma la próstata. No se conocen sus causas pero parece estar relacionada con los cambios hormonales que se producen con el envejecimiento.

A la edad de 60 años, el 50% de los varones ya tiene signos microscópicos de HBP.
A la edad de 70 años, más del 40% tiene un aumento de la próstata que se puede detectar con la exploración. (Su tamaño normal es similar al de una castaña, a los 40 años del tamaño de un albaricoque y hacia los 60, el de un limón).

La HBP por lo general no afecta a la función sexual del varón, pero su aumento de tamaño produce una presión sobre la vejiga urinaria y la uretra dificultado el flujo de la orina, de tal forma que la micción se inicia con dificultad, en forma de pequeñas gotas. Todo ello puede conllevar igualmente a orinar con más frecuencia y crearse la necesidad imperiosa y urgente de orinar. Muchos varones a lo largo de la noche necesitan levantarse varias veces para orinar, y otros tienen una sensación molesta producida porque la vejiga nunca se vacía completamente.

Debe saber que además, el forzar el vaciado de la vejiga puede empeorar aún más la situación, pues la vejiga se contrae, sus paredes se engrosan y pierden elasticidad y sus músculos se vuelven menos eficientes.

El acúmulo de orina en la vejiga además puede predisponer a las infecciones del tracto urinario, e intentar forzar la micción sólo producirá presión hacia arriba, que puede acabar lesionando los riñones.

El bloqueo completo de la uretra es una emergencia médica que requiere la inmediata cateterización (inserción de un tubo a través de la uretra hasta la vejiga para drenar la orina).

Otras posibles complicaciones de la HPB son los cálculos y la hemorragia vesicales.

Tratamiento

El 50% de los casos desarrollan síntomas lo suficientemente severos como para necesitar tratamiento.

En la evolución de la enfermedad:

* El 50% de los casos se mantiene con síntomas leves a moderados que no necesitan tratamiento.
* Un 20-25% mejora de sus síntomas sin tratamiento.
* Un 20-25 % empeora más o menos rapidamente.

Tratamiento No Farmacológico

En aquellos casos en los que se presenta una sintomatología leve, basta con lo que se denomina "Observación Expectante", que consiste en controles periódicos, por ejemplo anuales, de la evolución de la enfermedad, que por el momento no necesita tratamiento, pero en la cual se puede ayudar por ejemplo, limitando la ingesta de líquidos por la tarde, sobre todo aquellas con alcohol o cafeína, que predisponen a una más frecuente micción nocturna o que pueden interferir con el sueño.

Se deben controlar los medicamentos que se toman, en particular los antitusígenos/antigripales, tranquilizantes, antidepresivos y antihipertensivos.

Tratamiento Farmacológico

Es mucho menos eficaz que la cirugía, pero que en muchos casos es suficiente y por lo tanto es la primera elección terapéutica. Existen tres grandes grupos de medicamentos que se pueden emplear:

1.- Los Bloqueadores Alfa-1 Adrenérgicos
2.- La Finasterida
3.- Extractos de Plantas y Otras Sustancias

 

1.- Los Bloqueadores Alfa-1 Adrenérgicos

Relajan la porción muscular de la próstata y el cuello de la vejiga, de manera que permiten que la orina fluya más libremente, de tal forma, que en la mayoría de los pacientes aumentan la frecuencia urinaria y reducen los síntomas, ya a los pocos días.

Actualmente los comercializados en España son:

* Doxazosina (Carduran®, Carduran® Neo, Doxatensa®, Doxazosina DCI EFG (varios), Progandol® y Progandol® Neo).

* Prazosina (Minipres®).

* Terazosina (Deflox®, Magnurol®, Sutif®, Tazusin®, Terazosina DCI EFG (varios), Zayasel®).

* Alfuzosina (Alfetim® y Benestan®).

* Tamsulosina (Omniic® y Urolosin®).

Entre sus efectos secundarios se encuentran el mareo, la fatiga y el dolor de cabeza.

2.- La Finasterida 

Esta molécula reduce el tamaño de la próstata mediante el bloqueo de la enzima que convierte la testosterona en su forma estimulante del desarrollo más potente.

Parece ser que es más útil en aquellos varones que tiene la próstata de mayor tamaño.

Necesita unos 6 meses de tratamiento para mostrar beneficios.

En un pequeño número de casos se puede ver afectada la vida sexual, disminuyendo el interés por parte del varón en el sexo, disminuyendo su capacidas de erección y dificultando la eyaculación.

Actualmente los comercializados en España son:

* Proscar® y Eucoprost®.

3.- Extractos de Plantas y Otras Sustancias

Diversos principios activos fitoterapéuticos, extractos de plantas y otras sustancias se comercializan y emplean frecuentemente en España en el tratamiento de la HBP, y aunque no se conoce con exactitud su mecanismo de acción, suelen tener una eficacia modesta en el alivio de los síntomas de algunos pacientes, y cuentan con una gran ventaja, sus muy escasos efectos secundarios, y son, fundamentalmente:

* Palma enana (Sabal serrulata): Permixon® y Sereprostat®.

* Pigeum (Pronus africana): Acubiron®, Bidrolar® (Laboratorios Spyfarma S.A.), Pronitol®, Tuzanil®.

* Otros Extractos: Neo Urgenin®, Prosturol®, Tebetane® Compuesto y Urgenin®.

Tratamiento Quirúrgico

Son varios los tipos de cirugía que pueden emplearse:

1.- La Resección Transuretral de la Próstata
2.- La Incisión Transuretral
3.- La Ablación Transuretral con Aguja
4.- La Prostatectomía

 

1.- La Resección Transuretral de la Próstata

Representa más del 90% de todas las intervenciones sobre la HBP. Alivia rapidamente los síntomas y duplica el flujo urinario a las pocas semanas.
Consiste en la introducción de un fino tubo de fibra óptica a través de la uretra hasta la próstata, y allí, mediante una cuchilla o bisturí eléctrico, el cirujano va extrayendo tejido prostático para ir ampliando el paso de la uretra a través de la próstata.
Efectos secundarios:
* Incontinecia uriaria parcial (5%).
* Eyaculación retrógada (5%).

2.- La Incisión Transuretral

Es una variante de la anterior que se puede emplear sólo en próstatas más pequeñas, de unos 30 gr como máximo, y en la cual se realizan solamente un par de cortes para aliviar la presión.
Es un tratamiento ambulatorio con efectos secundarios mínimos.

3.- La Ablación Transuretral con Aguja

Es una técnica novedosa, ambulatoria y que se puede efectuar con anestesia local. Emplea la energía de las ondas eléctricas (radiofrecuencias) a través de unas agujas insertadas en la próstata que destruyen el exceso de tejido prostático.
Tiene muy pocos efectos secundarios.

4.- La Prostatectomía

Consiste en la extirpación total o parcial de la próstata.
La total suele emplearse en el tratamiento quirúrgico del Cáncer de Próstata.
La parcial en los casos de HBP (la porción anterior).
Actualmente sólo se emplea en casos de próstatas muy grandes (5%).

Fuente: PAM, FP

Fecha última Inserción/Actualización: 17/04/2013

Tu Farmacéutico te aconseja, pregúntale cualquier duda